Fundación Biodiversidad: Un paso más en el medioambiente

La fundación Biodiversidad fue creada en 1998 y en la actualidad forma parte del Ministerio para la Transición Ecológica. Su objetivo principal es proteger el patrimonio natural de territorio español y para ello trabaja un equipo con un gran número de profesionales en el sector. Asimismo, también cuentan con colaboraciones con otras entidades que ayudan a conseguir tales fines.

En sus inicios, la fundación contaba con un número muy reducido de personas que ha ido acrecentándose con el paso de los años y también con la única ayuda que les proporcionaba el Ministerio de Medio Ambiente, que fue el creador.

En 2001, la fundación Biodiversidad lanzó su primera convocatoria de ayudas tras gestionar el Fondo Social Europeo para trabajadores y emprendedores. Tres años más tarde, se estrenó la imagen institucional y se amplió el equipo humano llegando a contar con profesionales en áreas medioambientales.

Fue entre 2004 y 2008 cuando la fundación consiguió firmar multitud de convenios con grandes organizaciones y con diversos medios de comunicación. Gracias a todo esto pudieron conseguir premios que les dieron el prestigio e importancia con la que cuentan en la actualidad.

Durante los años siguientes firmaron más colaboraciones y emprendieron grandes proyectos como el LIFE+ INDEMARES y se adaptaron a las iniciativas europeas relacionadas con el tema medioambiental.

En el 2013, la fundación Biodiversidad estrenó su Consejo Asesor y dos años más tarde comenzó a recibir premios a nivel internacional por parte de la Comisión Europea y del Instituto Europeo de Administraciones Públicas.

Respecto a la financiación, la fundación cuenta con un gran número de ayudas por parte de instituciones públicas u otras fundaciones que les permite emprender más proyectos relacionados con la pesca, el medioambiente, agricultura y del cambio climático.

Por último, la fundación es dirigida por Sonia Casteña Rial que cuenta con la ayuda de Mar Fernández Pérez, secretaria de dirección. A su vez la fundación se subdivide en diferentes departamentos con el objetivo de segmentarse y tener los mejores profesionales en cada sector: área de comunicación, relaciones institucionales y social media, área proyectos europeos y life, área de proyectos y convocatorias propias, área del programa empleaverde, área de pesca y acuicultura sostenible y el área económica y de capital humano, entre otras.

La sombra televisiva de Sofía Suescun en ‘Gran Hermano Dúo’

Convivir con gente que no conoces es algo muy difícil pero más aún si tienes cuentas pendientes con esas personas. Si esto se convierte en un gran hándicap más aún lo está siendo para la concursante pamplonica de esta edición, Sofía Suescun. La ganadora de ‘Supervivientes 2018’ ha entrado a la casa con más de una cuenta pendiente y siendo totalmente juzgada por algunos seguidores del programa sin razón alguna.

La sombra de Sofía Suescun tras ganar los dos realities show más importantes del panorama español ha hecho que muchos de sus compañeros quieran deshacerse de ella desde el primer momento e intentan desequilibrar constantemente su concurso. Pero no todo queda ahí, otros individuos critican desde las redes sociales cada uno de sus pasos para así poder generar una sensación de malquerencia hacia la joven y que salga expulsada en el momento en el que salga nominada.

Nada más lejos de la realidad, toda esa antipatía mostrada por sujetos que quieren destronar a la reina de los realities españoles por haber ganado todas las batallas contra sus ídolos hace que los acérrimos de la ganadora de ‘Gran Hermano 16’ se unan y luchen cada vez más fuerte.

El juego sucio de Raquel Martín y Alejandro Albalá

Dos concursantes de ‘Gran Hermano Dúo’ están sabiendo jugar sus cartas y han aprovechado la antipatía que Sofía ha despertado en ciertos telespectadores para victimizarse y ganarse su apoyo. Todas las maneras de jugar para poder llevarse el maletín son lícitas pero la gente real es la que debe ser premiada.

El santanderino aprovecha cada vez que tienen conexión con Jorge Javier Vázquez para humillar a su pareja de concurso y así sentirse querido con los aplausos del público, pero horas más tarde cambia totalmente de parecer, se dedica a ir de enamorado no correspondido. ¿Qué Alejandro Albalá es el que la audiencia se debe creer? En mi opinión al estratega y jugador.

Por otro lado, la extremeña hace todo lo contrario. Durante los directos se dedica a ir de tranquila y pacífica, pero todo el resto de las horas se dedica a poner a sus compañeros en contra de la flamante ganadora de ‘Gran Hermano 16’. Su objetivo es que la audiencia vea que ella no provoca y que es víctima de los ataques de Sofía, algo que dista mucho de la realidad.

En definitiva, la joven hace sentir a una audiencia que la ha hecho ganadora en dos ocasiones y que una parte de ella sigue luchando por hacerlo por tercera vez y así conseguir que la de Pamplona haga historia siendo la única en ganar el triplete durante la historia de los realities show españoles.

El decrecimiento televisivo de Suso Álvarez

La audiencia pide la expulsión del barcelonés por sus comentarios machistas

El nombre de Suso Álvarez está siendo uno de los más sonados desde hace un par de semanas. Los comentarios que hace en la casa de ‘Gran Hermano VIP’ han hecho que la audiencia pida día tras día su expulsión. El joven intenta ser cómico y bromista, pero, nada más lejos de la realidad, está demostrando ser un auténtico falócrata.

Antes de empezar su tercera participación en un reality show, Suso aseguró haber cambiado y saber como debía comportarse. El extronista, había conseguido modificar la percepción que tenía la audiencia de él desde su primera aparición en ‘Gran Hermano 16’.

El 13 de septiembre de 2015, el joven se introdujo en el mundo de la televisión de mano de Mercedes Milá. Con el transcurso de los días se convirtió en uno de los concursantes más odiados del momento por sus actitudes tan machistas. La audiencia lo tuvo claro y lo sentenció contra Sofía Suescun, la joven a la que tanto daño había causado.

Pocos meses después, la productora de ‘Supervivientes’ le brindó la oportunidad de poner rumbo a Honduras y luchar por llevarse el codiciado premio final. Se quedó con la miel en los labios ya que consiguió convertirse en el cuarto clasificado de la edición. Una vez más, la mala educación del barcelonés quedó patente con todos y cada uno de los comentarios que hacía sobre Yola Berrocal. Situaciones de tensión y tremendamente agresivas se vivieron en algunos de sus actos, algo que los telespectadores no perdonaron.

Tras varios años como colaborador de televisión, consiguió que la gente le viera como un chico divertido y jovial, pero para nada esto es así. Si algo apreciamos los seguidores de ‘Gran Hermano’ es poder verles las veinticuatro horas del día, saber cómo piensan, actúan y reaccionan ante los diferentes acontecimientos que se viven en la casa. Y, es así, como hemos descubierto que Suso no ha evolucionado, más bien, ha desmejorado su imagen pública.

Suso ha perdido poco a poco todo lo que había conseguido durante estos años. Con sus comentarios insulta a la multitud de personas que luchan cada día por una sociedad mejor. La igualdad entre el hombre y la mujer es algo que debe conseguirse y personas como Suso hacen que todo vaya más lento. Un hombre que reencarna el machismo, y que debería ser castigado. Sus comentarios no solo duelen a las destinatarias de sus tan crueles palabras, también a todos los que luchamos porque eso se termine.

Personalmente, pienso que la organización debería tomar cartas en el asunto. Concursantes de ediciones pasadas han visto su sueño truncado con una expulsión disciplinaria por temas de menor gravedad. Hay que hacer justicia, y un programa tan visto no puede dejar dentro a alguien con semejantes comportamientos. Pido que las fuerzas de todos los que se están uniendo en pedir su expulsión no flaqueen. Entre todos podemos conseguir hacer justicia y que la muerte de Suso televisivamente llegue lo más pronto posible.  

Esther Aranda, historia viva de ‘Operación Triunfo’

El paso de la malagueña por la academia y sus actuaciones siguen siendo recordadas por sus acérrimos

‘Operación Triunfo’ volvió el año pasado por todo lo alto. Cuando nadie esperaba su retorno, Televisión Española decidió apostar por la cultura una vez más. Las redes sociales fueron detonantes en su éxito ya que la repercusión que el formato tuvo en ellas hizo que miles de personas conectaran para ver a unos jóvenes dispuestos a luchar por hacerse hueco en el mundo de la música.

Incertidumbre, deseo y miedo son tan solo algunas de las cosas que los concursantes sienten cuando están dentro. Incertidumbre por el futuro, deseo por bautizarse como artistas de reputado nivel y miedo por fallar durante las actuaciones y que el público galero perciba una imagen de ellos que no es la real.

Esther Aranda, concursante de ‘OT 2008’ fue una de las triunfitas que pudo vivir eso en primera persona. La malagueña aseguró no haber subido jamás en un escenario, cantaba para su entorno más cercano y eso le hacía feliz. Por su dulce voz consiguió una de las dieciséis codiciadas plazas en la academia, momento en el que todo dio la vuelta.

La joven protagonizó en la primera gala del programa una de las actuaciones más recordadas de la historia del formato junto a Tania Gómez, una de sus compañeras. Los nervios se apoderaron de una chica que jamás había cantado delante de tantas personas y de las cámaras. Las duras críticas recibidas por parte del jurado hicieron que el bloqueo se apoderase de ella y durante las galas no demostrase todo el talento que tenía.

Aún así, era de las pocas que lograba transmitir, de eso va la música. Transmitir y llegar al que te escucha, crear sentimiento y que el público se sienta protagonista de tus canciones, que las viva. Su voz lograba eso y por ello consiguió salvarse de varias nominaciones e incluso llego estar entre las cuatro más votadas para convertirse favorita en una de las galas.

La audiencia era consciente de como ella cantaba en realidad, los pases de micro y los ensayos en la academia eran totalmente distintos, pero el veredicto semanal por parte de los miembros del jurado hacía que no brillase como ella merecía. La joven decidió tirar la toalla y pidió a sus seguidores y familiares que no votaran para que ella se salvase, quería salir y así fue. La sexta gala fue la elegida por el público para que la protagonista de la edición dijera adiós a ‘Operación Triunfo’.

Más tarde, la triunfita sacó un disco titulado Sigo aquí que tuvo una gran aceptación por parte de sus seguidores. Un conjunto de canciones que remitían a la Esther del principio, una Esther que llegaba y se quedaba. La joven ha conseguido que durante todos estos años sus seguidores sigan a su lado disfrutando su música.

¿Podremos verla en ‘Operación Triunfo VIP’?

Gestmusic, productora del programa, anunció que pronto se hará una edición de ‘Operación Triunfo’ en la que volverán concursantes de ediciones pasadas con el fin de retomar sus carreras musicales y abrirse paso de nuevo en el mundo musical.

Desde que se conoció la noticia, los seguidores de ‘Operación Triunfo’ hicieron cábalas sobre quiénes que concursantes podrían entrar y gran parte de ellos tenían la misma opinión, Esther Aranda debía volver a la que fue su casa y demostrar el talento que tanta gente pudo ver desde el primer momento.

La de Málaga ha conseguido no caer en olvido, se ha convertido en historia viva de un formato que podría darle una segunda oportunidad en los próximos meses.

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora