El decrecimiento televisivo de Suso Álvarez

La audiencia pide la expulsión del barcelonés por sus comentarios machistas

El nombre de Suso Álvarez está siendo uno de los más sonados desde hace un par de semanas. Los comentarios que hace en la casa de ‘Gran Hermano VIP’ han hecho que la audiencia pida día tras día su expulsión. El joven intenta ser cómico y bromista, pero, nada más lejos de la realidad, está demostrando ser un auténtico falócrata.

Antes de empezar su tercera participación en un reality show, Suso aseguró haber cambiado y saber como debía comportarse. El extronista, había conseguido modificar la percepción que tenía la audiencia de él desde su primera aparición en ‘Gran Hermano 16’.

El 13 de septiembre de 2015, el joven se introdujo en el mundo de la televisión de mano de Mercedes Milá. Con el transcurso de los días se convirtió en uno de los concursantes más odiados del momento por sus actitudes tan machistas. La audiencia lo tuvo claro y lo sentenció contra Sofía Suescun, la joven a la que tanto daño había causado.

Pocos meses después, la productora de ‘Supervivientes’ le brindó la oportunidad de poner rumbo a Honduras y luchar por llevarse el codiciado premio final. Se quedó con la miel en los labios ya que consiguió convertirse en el cuarto clasificado de la edición. Una vez más, la mala educación del barcelonés quedó patente con todos y cada uno de los comentarios que hacía sobre Yola Berrocal. Situaciones de tensión y tremendamente agresivas se vivieron en algunos de sus actos, algo que los telespectadores no perdonaron.

Tras varios años como colaborador de televisión, consiguió que la gente le viera como un chico divertido y jovial, pero para nada esto es así. Si algo apreciamos los seguidores de ‘Gran Hermano’ es poder verles las veinticuatro horas del día, saber cómo piensan, actúan y reaccionan ante los diferentes acontecimientos que se viven en la casa. Y, es así, como hemos descubierto que Suso no ha evolucionado, más bien, ha desmejorado su imagen pública.

Suso ha perdido poco a poco todo lo que había conseguido durante estos años. Con sus comentarios insulta a la multitud de personas que luchan cada día por una sociedad mejor. La igualdad entre el hombre y la mujer es algo que debe conseguirse y personas como Suso hacen que todo vaya más lento. Un hombre que reencarna el machismo, y que debería ser castigado. Sus comentarios no solo duelen a las destinatarias de sus tan crueles palabras, también a todos los que luchamos porque eso se termine.

Personalmente, pienso que la organización debería tomar cartas en el asunto. Concursantes de ediciones pasadas han visto su sueño truncado con una expulsión disciplinaria por temas de menor gravedad. Hay que hacer justicia, y un programa tan visto no puede dejar dentro a alguien con semejantes comportamientos. Pido que las fuerzas de todos los que se están uniendo en pedir su expulsión no flaqueen. Entre todos podemos conseguir hacer justicia y que la muerte de Suso televisivamente llegue lo más pronto posible.  

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora